El Camino que une Saint Jean de Pied de Port (Donibane Garazi) con Santiago de Compostela es el eje más importante y popular de las peregrinaciones jacobeas.

Desde el descubrimiento de la tumba del Apóstol Santiago en Compostela, en el siglo IX, el Camino de Santiago se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. El paso de los innumerables peregrinos que, movidos por su fe, se dirigían a Compostela desde todos los países europeos, sirvió como punto de partida de todo un desarrollo artístico, social y económico que dejó sus huellas a lo largo de todo el Camino de Santiago. En 1993, Año Jacobeo, se produce el resurgimiento peregrinal. La mezcla de reto deportivo con religiosidad, con búsqueda de lo auténtico y de uno mismo, todo ello escoltado por estilos románicos y góticos, entre caballeros templarios y monjes benedictinos, entre hayas y trigos, entre castaños y carvallos, entre leyendas y milagros hacen del Camino de Santiago una experiencia singular.

Esta vía es tan antigua como el Camino Francés, los reyes europeos de la Edad Media se inclinaban por ella para llegar a Santiago

Conforme avanzó la Reconquista y los terrenos del sur recuperaron la paz, el Camino del Norte cedió poco a poco protagonismo. Durante siglos apenas fue utilizada por los peregrinos, sin embargo, el auge del caminar a Santiago le ha devuelto su estatus como ruta y comienza a ser de nuevo muy popular. La distancia que recorre es la segunda más larga, por detrás de la Vía de la Plata. El paisaje y el terreno la convierten en una opción muy especial, pero por el contrario la red de alojamientos peregrinos es algo más escasa, aunque hay albergues en todo el recorrido y está muy bien señalizado.

Por este nombre se conoce a la calzada romana que partía de Emérita Augusta, capital de la Lusitania y actual ciudad de Mérida y llegaba hasta Asturica Augusta, la Astorga de hoy en día. En el Itinerario de Antonino este trayecto equivaldría a la calzada número XXIV entre Mérida y Zamora y a la XXVI entre Zamora y Astorga. Se trazó durante la invasión romana a finales del siglo I a.C. con un fin puramente militar y adquirió gran importancia como red comercial durante los siglos del Imperio. El sobrenombre de Plata sigue siendo un misterio y la opinión más generalizada la defiende el catedrático José Manuel Roldán Hervás en su obra Iter Ab Emerita Asturicam, El Camino de la Plata, publicada en el año 1971 por la Universidad de Salamanca. Según Roldán Hervás el nombre de plata deriva de la palabra árabe BaLaTa, que significa enlosar, y dice así: “Aún hoy, en Siria, se conoce con el nombre de BaLaTa, el camino que aparece enlosado con piedras irregulares y grandes, por tanto creemos acercarnos bastante a la realidad si pensamos que el pueblo tomó el sonido extraño del árabe y lo hizo suyo en la palabra homófona castellana que más se le aproximaba y que evidentemente era plata”.

Desde Lisboa a Santiago hay aproximadamente 600 kilómetros de peregrinación que pueden cubrirse en 24 días a una media de 25 kilómetros diarios. Desde Oporto se reducen los kilómetros a 240 y se necesitan 10 jornadas y desde Tui son 119 kilómetros que pueden realizarse cómodamente en 5 o 6 días. El tramo español de Tui a Santiago de Compostela es el que ha recorrido Eroski Consumer hasta el momento y el que detalla en esta guía de peregrinos. El Camino Portugués Central parte desde la capital lisboeta y remonta el país luso de sur a norte pasando, entre otras, por las localidades de Alverca do Ribatejo, Santarém, Golegã, Tomar, Alvaiázere, Rabaçal, Coimbra, Mealhada, Águeda, Oporto, São Pedro de Rates, Barcelos, Ponte de Lima, Rubiães y Valença do Minho. Entra en España por Tui y continúa por O Porriño, Redondela, Pontevedra, Caldas de Reis y Padrón hasta Santiago de Compostela. De todos los itinerarios jacobeos es, probablemente, uno de los que menos desniveles tiene. Aunque sí hay algún collado molesto no hay que hablar de ningún O Cebreiro ni Puerto del Palo que exija un esfuerzo máximo. El Camino atraviesa la llanura de la antigua provincia portuguesa de Ribatejo y se adentra en la de Beira Litoral, de perfil más quebrado, para seguir por las regiones naturales de Douro Litoral y Minho. En Galicia el trazado avanza paralelo a las Rías Bajas de Vigo y Pontevedra pero este paisaje marítimo permanece vedado y casi oculto desde el camino de peregrinación.

Dos chamados países escandinavos, coma Noruega, Suecia, Dinamarca, Finlandia ou Islandia e, sobre todo, ingleses, escoceses, irlandeses e flamengos. Todos eles contribuíron a fixar o que hoxe coñecemos como o Camiño Inglés. Chegaban a Galicia por mar desde os seus respectivos portos e arribaban a Ferrol ou á Coruña; e tamén a Viveiro ou a Ribadeo, no litoral lucense. A estratéxica localización dos portos desas dúas importantes cidades galegas potenciou de maneira evidente a ruta.

Camiño Inglés conta en Galicia con dúas alternativas, aínda que convén sinalar que o itinerario desde A Coruña é máis curto (73 km) ca o que parte de Ferrol (112,5 km). Ambos, cheos de atractivos e historia, conflúen a metade de camiño, na localidade de Bruma, onde continúan xuntos os últimos 40 km ata Compostela.

Nueve son los municipios o Concellos que visita el camino, epílogo o prolongación, como queramos llamarle. Además del propio Santiago las jornadas transcurren por Ames, Negreira, Mazaricos, Dumbría, Cee, Corcubión, Fisterra y Muxía. Recorrerlo completamente y dibujar el triángulo, es decir, por ejemplo, yendo hasta Fisterra, luego hasta Muxía y volviendo hacia la aldea de Hospital, donde se encuentra la bifurcación de Caminos, son 151 kilómetros. Llegar a Fisterra supone recorrer 89 kilómetros y estirar un día más hacia Muxía aumenta la cifra hasta los 119. Casi hasta 2010 la red de albergues no permitía muchas florituras a la hora de plantear las etapas. Con la masiva apertura de alojamientos para peregrinos durante 2010 y los nuevos de 2011, aunque casi todos en los mismos lugares, ya es posible hacer una división menos rígida. La guía debe ser siempre una orientación y cada cual puede variar a su gusto las etapas en orden a los días disponibles y los albergues.